jueves, 20 de agosto de 2020

Pinche vida!



-Te he recordado mucho estos días.

-Por qué?

-Las tardes lluviosas y luego el sol, te traen conmigo y nos llevan al Tomas Garrido. O a las calles de Coatzacoalcos. Noches con truenos y relámpagos también. Es esa época del año en que me siento así, nostálgico. Será otro cumpleaños tuyo. Lejos muy a mi pesar. Me consuela saber que tu estas bien. No puedo pedir nada más. No me hace falta pedir nada más.

-Ni me digas, fue hermoso.

-Recordar es volver a vivir. Y solo vivo de recuerdos. Mis manos están lejos de las tuyas y duele. Ni pedo! Es cosa mía, Preciosa, lo sé. No te complico. Solo quiero que sepas que amar así duele un chingo. Espero que nunca lo sientas, porque duele con madres.

-No me digas eso por fa!

-Qué? Estamos a un año o más de distancia. Dentro de poco ya no te acordarás de mi en absoluto.

-Eso jamás pasará.

-De por si, ya no creo que mi recuerdo te visite tanto como alguna vez.

-No es así, pero sé respetar.

-Y yo, y me da coraje porque no quiero respetar. Pinche vida que me tocó vivir!

-No digas eso, tienes una gran familia. Y yo me estoy dando la oportunidad de tener una.

-Nada me salió bien, (es el recuento de mi vida), y cuando iba tomando forma, cuando sentí la recompensa por todo el desastre que he vivido, pufff, se esfumó! Hazlo, tienes derecho. Mereces todo lo que no te pude dar. Llena tu vaso. Deberías olvidarme, así dejaría de existir como fantasma.

-Eso no pasara. Cuídate mucho. Te mando un abrazo muy fuerte.

-Haz de cuenta no paso nada. Porque a mi me atormentan los recuerdos cada día y la nostalgia y las ganas de abrazarte y besarte y reclamar mi lugar. Gracias, por leerme y por responder. Gracias por tu abrazo. Cuídate mucho, cuida a mi Preciosa. Qué estés bien!

-Gracias a ti por responder el saludo. Besos!


viernes, 5 de junio de 2020

Hoy.



Aunque la distancia hoy nos separe.
Aunque tu boca me quede lejos.
Aunque mis brazos hoy no te puedan abrazar.
Yo siempre encuentro la manera de conectarme contigo.
Con las caricias de tu voz o los besos de tu risa.

-Leido por ahí.

miércoles, 6 de mayo de 2020

I guess I'm a dreamer!


Hoy me dijeron que me admiraban.
Así, literal: "Te admiro!".
Quizá sea por el desmadre cabrón que estoy viviendo en estos momentos y a mi temple integro.
No sé, no tengo alternativa.
O igual y así soy.
Ese tipo de persona que aunque la tierra arda, siempre dirá: “Mira, la luna!”
Un necio.
O supongo que soy un soñador.
Supongo.

lunes, 27 de abril de 2020

Hoy, otra vez!



Si estas ahí,
quiero que sepas,
qué nuevamente,
ahogaré en mi café
estas putas ganas de ir a buscarte.

Hoy, otra vez!

domingo, 26 de abril de 2020

Aúnque yo no esté ahí!

Te digo, no miento...

qué felicidad me daría
que logres todo
lo que un día me contaste que querías hacer...

Aunque yo no esté ahí! 

viernes, 24 de abril de 2020

Esta mañana.

Haz sentido alguna vez esa mezcla agobiante de impotencia-dolor-nostalgia-coraje,-tristeza, presionando fuertemente tu garganta? (Espero que no).

Es pesada la carga, Preciosa, y yo la estoy cargando lo mejor que puedo.

Te cuento:

Esta mañana, llegué a casa de mis padres, él descansaba sobre el sofá que ha sido su cama desde este año, ella, temblorosa caminaba con un vaso de agua para llevárselo, eran las seis y media de la mañana.

Mi padre tiene 56 años y mi madre 58. Hasta hace unas semanas eran fuertes y autónomos, pero ya no, mi padre no se sostiene por sí solo de pie. Él era alguien fuerte, (ya te lo he contado unos post antes). Su espíritu sigue fuerte, no acepta la ayuda, se resiste a depender de mi. Esta mañana, tiene una cita con un oncologo en Villahermosa, (que es el centro de la pandemia en Tabasco). Lo llevará mi hermano.

Después de tomar lentamente su vaso de agua, (mismo que sería su único desayuno), le dije que lo subiría para tomar una ducha. A mi me duele ver a mi padre así. No puede sostener su propio peso. Ahogo las lágrimas para que no se sienta mal y piense que le tengo lastima. Él mismo en otras ocasiones me lo ha dicho, “NO NECESITO QUE ME TENGAN LÁSTIMA!“ Yo le he dicho que no es lástima y es verdad.

Le dí la mano para que subiera las escaleras, pero él prefirió tomar el pasamanos a apoyarse en mi. Yo lo sostenía del brazo pero él no quería, después manoteo para alejarme de él. Yo resistí eso y lo seguí apoyando. Subimos las escaleras, entramos al baño y lo ayude a bañarse. (Algo que él hacía solo, ahora requiere de mi ayuda). Eso me apachurró, lo sequé y salimos a la que era su habitación. Lo vestí a su ritmo, (se cansa y se le dificulta respirar). Lo perfumé y lo peiné. Estuve a punto de quebrarme otra vez. Es mi padre, el hombre fuerte quien está ahí, dependiendo de mí para cosas tan simples como peinarse.

Por mi mente la idea de todas las veces en que él se arreglaba solo y se peinaba y perfumaba quizá para ir de paseo con mi madre. O de la infinidad de veces que él se alistaba para ir al trabajo. Y ahora ahí, consumido, agotado, débil. Carajo!

Lo bajé y recosté en su sofá, se dormitó. Debíamos esperar a mi hermano. Me quebré y empecé a llorar. 

Esta mañana, Preciosa, sentí eso que te dije al principio. Dios me esta presionando con la punta de su dedo. No tengo como ocultarme de su furia. Estoy sólo y peleando contra lo inevitable. He hecho cosas muy malas que debo pagar. Sé que me falta pagar mucho más. Pídele a Dios que se desquite conmigo. Quiero pagar todo yo, (lo que los dos sabemos), no deseo que pagues tú. Y espero que Dios te escuche.

Qué estés bien! 

jueves, 23 de abril de 2020

Algún día encontraré una palabra que penetre en tu vientre y lo fecunde.


Tanto tiempo, ya, sin ti...

Esta noche dí un paseo al lugar de nuestros recuerdos,
y aún llueve con madres,
como si le hubieran roto el corazón al cielo.

Comprendo que uno es de donde llora pero siempre querrá ir a donde ríe...

Putamadre!

Más.

Inevitablemente,

dentro de ti me vas a amar más,

Preciosa.